Ir al contenido

31 enero, 2012

3

Colombia: La venta de cabello, un negocio próspero

Venta de cabello natural aumentó un 200 por ciento en Medellín. Temen su manejo ilegal.

 

Pelucas de todos los colores, formas y tamaños se consiguen en la ciudad. También las hay sintéticas y naturales, que es la novedad y por las que se paga hasta 600 mil pesos, de acuerdo con el color y el estado de los pelos. 

 

Quienes las distribuyen de manera legal dicen que son importadas y aclaran que en los países de origen se fabrican con materia prima extraída de cadáveres. 

 

La multinacional Enkor es una de las compañías que surte a negocios de belleza y a las peluquerías.

 

Juan David Puerta es su gerente comercial y aún no deja de sorprenderse por el auge del producto. 

“Ha crecido tanto el negocio de las pelucas y extensiones que en épocas como diciembre se agota”, asegura, en tanto asevera que “hay una explosión del mercado de un 200 por ciento comparando los resultados del año pasado con los del 2010”.

Las más comercializadas son las de pelos crespos y naturales.Confiesa que en el pacífico está el mercado más importante, pues las mujeres afrodescendientes las usan como extensiones en el cabello. 

 

Pero, al tiempo que la demanda crece, el mercado ilegal también toma fuerza.  Puerta indica que algunos peluqueros cobran 150 ó 200 mil pesos por extensiones, y compran el pelo al mejor precio sin saber la procedencia. 

 

En diciembre, por lo menos dos mujeres denunciaron haber sido víctimas de una acción en la que su pelo les fue cortado contra su voluntad. 

 

Para las autoridades la situación no es tan clara. El comandante operativo de la Policía Metropolitana, coronel Ramiro Riveros, afirma que no tienen información sobre robos de cabello. 

 

Lo mismo piensa el fabricante de pelucas y extensiones Hugo León Mira.

“Para cortar el cabello que se va a utilizar hay que hacerlo con una técnica especial”, indica, al afirmar que los productores solo reciben como mínimo 30 centímetros de pelo.

Mira, compra los cabellos de personas que lo venden por necesidad económica, y afirma que a cambio les diseña un corte especial. 

 

Él viaja a pueblos hace 26 años a comprar pelos. También los adquiere de personas de religiones protestantes y de internas de cárceles.

 

Fuente: El Tiempo

Entradas relacionadas

3 Comentarios Publica un comentario
  1. avatar
    maria
    sep 27 2013

    considero que es un buen arte ,aprender a hacer pelucas , y las extensiones ,quisiera saber quien me puede enseñar ,,

    Responder
  2. donde queda en colombia el almasen

    Responder
  3. quiro conprar

    Responder

¿Qué opinas?, deja tu comentario.

(required)
(required)

Nota: Se permite código HTML. Tu correo electrónico nunca será publicada.

Subscríbete para comentar