El estrés afecta al cuero cabelludo y la caspa es una consecuencia

TRANSITORIA. Cuando la caspa aparece de repente puede ser una irritación del cuero cabelludo por el champú

 

 

Si bien es cierto que la pityriasis capiti (caspa) es una enfermedad producida por la incidencia de diversos factores ambientales y propios del cuerpo humano, es bueno recordar que la presión que produce el día a día en los seres humanos está relacionada íntimamente con la permanencia y complicación de este mal, que no sólo atenta contra la salud sino contra la estética personal.

 

 

“No es ningún mito médico, resulta un hecho comprobado que el estrés provoca repuntes en el avance y presencia de la caspa en el cuero cabelludo. Por ello se puede decir que la práctica continua de actividades aeróbicas y la buena alimentación resultan importantes para frenar el avance de este mal”.

Para el doctor Javier Amundaraín, médico dermatólogo, la presión que el día a día produce en las personas es determinante en la incidencia de la Pityriasis capiti.

“Este mal cutáneo afecta más o menos a la mitad de la población y se ha comprobado que se produce cuando se combinan tres factores: propensión genética, presencia de exceso de sebo en el cuero cabelludo y de los hongos que causan esta dolencia, que no sólo afecta la salud sino la estética de quien lo padece”.

Las células de la piel del cuerpo mueren y se renuevan en un ciclo constante. A medida que crece el tejido cutáneo, las células epidérmicas “más antiguas” son empujadas hacia fuera en donde mueren, se resecan y finalmente caen.

“Lo mismo sucede con la piel del cuero cabelludo. Pero en ocasiones y por la conjunción de diversos factores, en algunos pacientes el ritmo del cambio celular es más veloz, lo que no deja tiempo a su eliminación y hace que las células muertas se junten, formando una suerte de hojuelas o costras de piel muerta”.

Para evitar que la presión diaria empeore esta condición capilar, además de las lociones y champús, este dermatólogo, recomienda sesiones de media hora de ejercicios, los cuales practicados 5 o 6 veces por semana pueden hacer la diferencia.

“Si bien es cierto que la presencia de este mal en el cuero cabelludo no puede ser erradicada en su totalidad, también es un hecho que su avance y complicación puede ser controlado y allí entra mi recomendación de combatir el estrés a fuerza de actividades aeróbicas y de mantener una alimentación saludable”, recomendó el especialista.

Control médico

Adicionalmente la aplicación de tratamientos orales (cuyos compuestos ataquen las infecciones micóticas) y de aplicación cutánea (champús y lociones) resultan la forma más eficaz y utilizada de mantener a raya a ese “rocío blanco” que termina en la cabeza y los hombros de quien padece este mal.

“Los imidazólicos, compuestos que combaten los hongos, son esenciales a la hora de tratar la Pityriasis capiti, por ello recomiendo el uso constante de champús medicados, cuyos componentes superan con creces la acción de sus similares cosméticos o de marcas comerciales”.

Ingredientes como el ketaconozol, el pitiri óxido de zinc y esteroides son elementos indispensables que deben estar presentes en cualquier medicamento de uso tópico que pretenda combatir los constantes embates de la caspa.

“Otro consejo que yo le doy a mis pacientes es que alternen sus cosméticos, es decir que lo cambien con cierta regularidad, digamos cada seis meses, con la finalidad de no irritar el cuero cabelludo o sencillamente que los microorganismos que producen estas dolencias cutáneas se vuelvan resistentes a la acción de los ingredientes activos”.

Las presencia de esta alteración del estado ideal del cuero cabelludo se da cuando se combinan tres factores: propensión genética, presencia de exceso de sebo en el cuero cabelludo y de los hongos causantes de este mal, que puede presentarse además en las cejas y otras áreas pilosas del cuerpo, explicó el especialista.

 

Opinión web

El sitio de Internet www.saludaldia.com, señala en un link relacionado con esta afección, que la causa más frecuente, está vinculada con la presencia del hongo Pityrosporum oval, que habita tanto en personas sin caspa, como en las que la padecen (se cree que en cada cuero cabelludo hay alrededor de 10 millones de hongos), cuando crece muy aprisa, se altera la renovación natural de las células afectadas y produce comezón.

 

Al final lo más importante es consultar al especialista ante cualquier molestia presente en el cuero cabelludo u otras áreas con presencia de folículos pilosos, con la finalidad de que este profesional de la salud indique cuál será el tratamiento ideal para cada dolencia.

“Lo ideal para quienes no lo padecen es cuidarse de la incidencia del sol, alejarse del estrés y mantener una rutina saludable de vida, esto aleja la presencia de este mal tan común”, finalizó Amundaraín.

 

Tips capilares

  • Apenas note la presencia de escamas blancas, caída del cabello y comezón en el cuero cabelludo, acuda al dermatólogo porque la dermatitis seborreica es severa y requiere tratamiento médico.
  • Si nunca ha tenido caspa y aparece de pronto, revise si cambió de champú porque puede deberse a una irritación en el cuero cabelludo. Para solucionarlo vuelva a utilizar la marca de producto anterior.
  • La caspa no es contagiosa, así que no hay ningún problema de que se comparta el peine o cepillo con otras personas.
  • Los geles y cremas de peinar perjudican a una persona con caspa. Pero si los utiliza, no olvide lavarse el cabello todos los días y aplicarse champú anticaspa dos veces por cada lavada. En la primera aplicación quitará el polvo, el smog y los tratamientos que se haya aplicado en el cabello. Pero en la segunda lavada dejará los folículos del cabello (hebras) y la piel limpia y libre de grasa.
  • Cuando se lave el cabello, hágalo con masajes suaves. No se rasque fuerte con las uñas porque puede provocar heridas o lastimados en el cuero cabelludo. Esta es una zona delicada en donde difícilmente se cicatrizan las heridas y si los lastimados son profundos se pueden infectar y las molestias aumentarán.
  • No se fíe de remedios caseros, acuda a un dermatólogo, porque la caspa no tratada empeorará su estética (www.lindisima.com).

Fuente

Un comentario sobre «El estrés afecta al cuero cabelludo y la caspa es una consecuencia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *