Tratamientos corporales para zonas difíciles

Los brazos, la papada y las manos son algunas de las zonas más preocupantes.

 

Los brazos, la papada y las manos son algunas de las zonas más difíciles de tratar. Lo mismo ocurre con las manos y el escote o la piel que cuelga de los brazos llamada «alas de murciélago». En todos esos casos la flacidez es consecuencia de los años, la falta de proteínas, el adelgazamiento brusco o la pérdida de colágeno y elastina. Las terapias se acompañan con cremas antioxidantes y regenerativas celulares, como también tratamientos con electroporación y radiofrecuencia.

 
Pero además hay otras técnicas precisas como:

  • La yesoterapia: se utiliza para disminuir peso y volumen corporal. Funciona mediante vendas de yeso lipolítico que vienen premezcladas con potentes componentes que actúan para quemar la grasa localizada y reducir, atenuando celulitis, estrías y flaccidez. Se usa en abdomen, muslos, glúteos, busto y brazos. Su principio activo es la centella asiática.
  • Talasoterapia: combate la flacidez, la celulitis y ralentiza el envejecimiento de la piel. Es de gran ayuda contra el estrés, el insomnio y la fatiga. En base al beneficio que se desea conseguir con la Talasoterapia se debe elegir el tipo de aplicación. Los principales son hidromasaje, para problemas circulatorios, y relajación muscular.
  • Electroterapia muscular: está indicada para la hipotrofia o falta de tono muscular. Se basa en el empleo de aparatos que producen una contracción muscular involuntaria. Se aplican pequeñas descargas en los tejidos musculares. Cada sesión dura 30 minutos y son necesarias de dos a tres sesiones por semana. El tratamiento completo suele durar tres meses.
  • Terapia mesodérmica transcutánea: es una técnica basada en la introducción de sustancias en la piel a nivel subcutáneo, pero de forma no invasiva ya que se basa en los principios de electroporación y electroforesis. Las ondas electromagnéticas se aplican mediante un roll-on que se desliza sobre la superficie de la piel.
  • Radiofrecuencias: comenzó a usarse inicialmente para prevenir y corregir la flacidez facial y debido a sus buenos resultados ha terminado por implantarse también en los tratamientos corporales.

La radiofrecuencia actúa produciendo un calentamiento sobre la dermis y los tejidos grasos, pero preservando del daño a las fibras de la epidermis. Esto se consigue mediante el movimiento rotacional de las moléculas de agua en campos electromagnéticos alternantes que produce una onda electromagnética y una resistencia en el tejido a la hora de conducir esa corriente. Las moléculas de agua tienen un efecto mecánico ya que al producirse una fricción, esta se traduce en calor. Como consecuencia, las fibras se tensan y la vasodilatación facilita el drenaje de los depósitos grasos. Lo más recomendable es realizar un programa de atención personalizada, lo que permitirá conseguir buenos resultados y por más tiempo. (Asesoramiento Cecilia Carrizo El Alí, especialista en estética biológica celular)

Fuente: lagaceta.com.ar

Un comentario sobre «Tratamientos corporales para zonas difíciles»

  1. quisiera saber sobre los beneficios de la termodinámica sobre tratamientos corporales en zonas dficiles, costo e cantidad de sesiones necesarias y si se puede aplicar a cualquir edad o donde conseguir la información precedentemente detallada.Desde ya muchas gracias. con éste envío podrá visualizar mi correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *