Ir al contenido

9 febrero, 2012

Tratamientos opcionales para la celulitis

En el mercado hay varios tratamientos, que van desde los masajes reductores hasta la mesoterapia, la endermologia y los electrodos. “Nada debe ser aislado, sino que se debe combinar para trabajar la capa de grasa, la piel y la musculatura”, indica Alicia Pereyra, especialista en estética.

Drenaje linfático

A veces se recomienda solo y otras como complemento de algún otro tratamiento. Consiste en un masaje manual o mecánico que consigue ablandar los nódulos de grasa y limpiar la zona de obstrucciones.

 

Radiofrecuencia

Es un tratamiento no quirúrgico que genera calor por radiofrecuencia y es indicado para la corrección de los signos y síntomas de la celulitis. No requiere cirugía ni tiempo de recuperación. Este equipo mejora la celulitis mediante un calentamiento/estiramiento dérmico profundo que no provoca hematomas. Además, genera colágeno.

 

Electrolipolisis

La electrolipolisis en medicina estética consiste en la aplicación de agujas muy finas, que se insertan en el tejido graso. A través de estas agujas se hace pasar una corriente de baja intensidad y baja frecuencia que genera contracciones. Esto provoca que las células grasas se vuelvan más permeables y eliminen las grasas que contienen en su interior.

 

Endermología

Combate la retención de líquidos al fomentar el trabajo del sistema venoso y linfático. De este modo reduce volumen corporal y modela el contorno del cuerpo. Paralelamente, exfolia la piel y elimina células muertas, favoreciendo la penetración de activos que mejoran el aspecto.

 

Ultracavitación

Intenta reducir las zonas con grasa localizada, como el abdomen, las piernas y el pliegue sub-glúteo. Es conocida como “la lipo sin cirugía”, porque no es invasiva. Se apoya el cabezal sobre la zona a tratar y emite un ultrasonido muy potente. Desintegra las células grasas del cuerpo y las transforma en una sustancia líquida que se elimina a través del sistema linfático y la orina.

 

Ozonoterapia

El ozono -mezclado con oxígeno- oxigena los tejidos y mejora la microcirculación. Rompe el doble enlace de los ácidos grasos insaturados y los convierte en hidrófilos (amigos del agua), con lo que al adquirir el carácter de solubles se facilita su eliminación.

Entradas relacionadas

¿Qué opinas?, deja tu comentario.

(required)
(required)

Nota: Se permite código HTML. Tu correo electrónico nunca será publicada.

Subscríbete para comentar