Ir al contenido

13 septiembre, 2010

El boom de los implantes capilares

Sus resultados cada vez más naturales y su costo accesible han producido un fuerte incremento en la demanda. Conoce cuáles son causas de esta tendencia y el perfil de los consumidores.

 

El 50% de los hombres de 50 años presenta algún grado de calvicie. Ésta puede manifestarse en diferentes formas: entradas prominentes, retracción de le línea anterior del pelo (pronunciamiento de la frente) y pérdida de cabello en la zona posterior, formándose un ´aro´ en el que el cuero cabelludo queda a la vista.

 
La caída del cabello obedece a causas hereditarias en más del 90% de los casos. Sin embargo, no todos los hombres tienen la misma sensibilidad a esta herencia genética. En tanto, el otro 10% de los casos de calvicie tiene diversas causas: desde estrés extremo hasta quemaduras capilares, o alguna lesión en el cuero cabelludo.

 

Lo cierto es que el gran problema para gran parte de esta población joven y adulta que sufre la caída del cabello es que el núcleo del folículo no se regenera, por lo que el proceso –una vez iniciado- puede avanzar a distinto ritmo pero nunca revertirse por medios naturales. Al margen de la búsqueda de un aspecto más joven, existe en la actualidad una fuerte presión social hacia quienes sufren la calvicie. Ésta tiene un claro impacto psicológico en la persona.

 
Las causas del incremento de la demanda

El ´boom´ del implante capilar como alternativa más efectiva para revertir la calvicie puede explicarse principalmente en los siguientes puntos:

 

Naturalidad: Años atrás las cirugías de reconstrucción del cuero cabelludo obtenían un resultado estético muy artificial. En otras palabras, su aplicación terminaba dando una estética artificial a quien apelaba a este método. Esto ha cambiado drásticamente en la última década. Los implantes son cada vez más naturales y hoy es prácticamente imposible detectar quién ha optado por este método quirúrgico, si el mismo ha sido correctamente realizado por especialistas en la materia. Entonces, al obtener una mayor naturalidad en el pos quirúrgico, la gente se ha ido volcando a este método sin prejuicios”.

 

Tendencia: No podemos omitir que en el último tiempo el hombre se preocupa cada vez más por verse mejor. Por ello hay una creciente demanda de prácticas estéticas que repercutan en una mejor apariencia física y, por ende, en una mejor calidad de vida. En ese marco, la cuestión capilar es en muchos casos el primer eslabón de esta cadena”.

 

Información: Lo que antes era un tabú, ahora es una opción difundida y accesible que permite revertir un proceso irreversible por otras vías. Hoy hasta el peluquero te recomienda que te hagas un implante capilar y te dice a dónde ir. Entonces, hay cada vez más información y al haber cada vez más personas operadas con implante capilar y con buenos resultado, esa misma persona se encarga de difundirlo.

 

Costo: El costo del microtrasplante capilar se ha reducido drásticamente a la par del incremento de la demanda y del perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas. En la actualidad un hombre de clase media puede acceder a este tipo de cirugías, pagando montos inferiores a los de otras prácticas tales como la del implante mamario en la mujer u otras, pese a que requiere de más tiempo y de mayor personal para su realización.

 
Perfil de los consumidores

Por la amplia incidencia de la calvicie en el sexo masculino, y por el costo cada vez más accesible de los microtrasplantes, no existe una definición a nivel socio-económico del hombre que acude a este tipo de cirugía. Sin embargo, se podría diferenciar dos tipos de pacientes: El hombre de alrededor de 40 años que va notando la aparición de entradas más prominentes, o una caída importante de pelo, y que consulta rápidamente para conocer las soluciones que tiene al alcance. El segundo tipo de pacientes es el mayor de 50 años que tiene una calvicie a veces moderada y que quiere mejorar, o la persona ya calva que quiere cambiar su aspecto mediante un implante.

 

Fuente: Dr. Roberto Martínez Rinaldi (MP: 20.950), especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva, Miembro Titular de la Soc. Cirugía Plástica de Córdoba, miembro titular SACPER y staff de la Clínica Privada Gallia

Entradas relacionadas

¿Qué opinas?, deja tu comentario.

(required)
(required)

Nota: Se permite código HTML. Tu correo electrónico nunca será publicada.

Subscríbete para comentar